Síntomas de problemas en la bomba de agua del motor

La avería de la bomba de agua es uno de los problemas más habituales que pueden surgir en tu vehículo. A continuación te contamos las claves sobre su naturaleza y sus alternativas, para abordar este inconveniente con las máximas garantías.

Los síntomas de la avería de la bomba de agua del motor

En primer lugar, te recordamos que este elemento también es conocido como bomba del refrigerante. Al fin y al cabo, se trata de un contenedor que se caracteriza por la presencia de este líquido.

Antes de llegar al sobrecalentamiento del motor hay algunos síntomas que te van a llamar la atención. El primero de ellos es el nivel bajo del líquido que te hemos citado. Asimismo, puedes detectar sus fugas en la parte delantera del automóvil. También es posible llegar a oír un sonido agudo.

Por otro lado, esta sintomatología se plasma de manera diferente en cada clima. En los fríos, el escaso refrigerante no va a producir mucho calor, mientras que en los cálidos, sin llegar a un sobrecalentamiento, el indicador del refrigerante va a alcanzar unas temperaturas más altas de lo que debería.

Si te preguntas cómo localizar este tipo de avería, te recomendamos que constates si se dan fugas de refrigerante en la junta y el agujero de drenaje. Por eso, te aconsejamos que hagas por escuchar la bomba de agua mientras funcione y cojas su polea para comprobar el juego de los rodamientos. En todo caso, vale la pena poner estos síntomas en manos de profesionales de confianza. Un buen taller en Vizcaya, Segovia, Huelva o cualquier otra ciudad de nuestra geografía en la que Confortauto cuente con establecimientos puede ser una gran solución.

avería bomba de agua Conforauto

Causas, consecuencias y soluciones de estas averías

Existen distintas causas que pueden provocar la avería del motor, que es el principal problema al que te vas a enfrentar si falla tu bomba de agua. En las siguientes líneas, te contamos algunas de ellas y también las consecuencias asociadas.

En primer lugar, un refrigerante de mala calidad, pues puede estar contaminado o resultar incompatible, es susceptible de corroer la bomba de agua. Por otra parte, la bomba de refrigerante se puede atascar por una correa excesivamente apretada o cuya instalación haya contribuido a desalinearla o desgastarla.

La sequedad también es un mal indicio. Si hay poco líquido o este se escapa por las fugas, los sellos no van a funcionar en condiciones. De hecho, tienden a propiciar más fugas. Lo que no tienes que hacer en ningún caso es intentar corregir las carencias del refrigerante echando agua, ya que solo vas a conseguir ocasionar más desperfectos o averías. Has de tener en cuenta que dispones de alternativas para evitar que el motor se llegue a averiar. Estas pasan por llevar a cabo un mantenimiento concienzudo y constante.

Otro dato que tienes que tener presente es que el nivel del líquido refrigerante ha de ser suficiente. Acuérdate de que este líquido se va descomponiendo a medida que pasa el tiempo. Asimismo, procede periódicamente al enjuague del compartimento. No olvides, tampoco, utilizar un refrigerante específico tanto para las juntas del motor como para las bombas de agua. De este modo, te aseguras de que no se van a producir daños.

Cuando las fugas resulten irreparables, habrá llegado el momento de proceder a la sustitución de la bomba de agua. Te informamos de que esta operación te puede costar hasta 130 euros.

Como ves, una avería de la bomba de agua es un inconveniente que debes tratar de evitar a toda costa. ¡Visita tu taller Confortauto más cercano para tratar esta cuestión con profesionales!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *