Claves de la buena alineación de la dirección

La alineación de la dirección es clave para tu seguridad y el mantenimiento de tu vehículo. Si quieres conocer más sobre las señales que indican que es el momento de acudir al taller, o por qué es tan importante, no puedes perderte esta entrada. ¡Te daremos todas las claves!

Qué es la dirección y cómo saber si está bien

El sistema de dirección de tu vehículo es el encargado de controlar que este se mueva fácilmente. Funciona cuando mueves el volante, lo que acciona la caja de dirección, que a su vez se conecta con la barra de dirección, y facilita el giro de las ruedas delanteras.

Tanto talleres como expertos en circulación vial insisten en su importancia para prevenir accidentes. Un sistema bien alineado mejorará la respuesta del vehículo al tomar curvas, esquivar obstáculos, etcétera.

¿Qué es la alineación de la dirección y por qué es importante?

Para conseguir que el automóvil funcione con precisión, este sistema tiene que estar perfectamente engranado. Las ruedas tienen que estar paralelas entre sí y guardar un ángulo adecuado con el firme. Básicamente, la alineación es importante para que los neumáticos avancen en la dirección exacta que marcas con el volante.

Si has cambiado los neumáticos recientemente, es posible que te hayan hecho un equilibrado de los mismos y tengas dudas sobre si es lo mismo que un alineado de dirección. Sentimos decirte que no tiene nada que ver, ya que en este procedimiento se ajustan y acoplan los elementos básicos de la rueda, como la llanta y la propia cubierta.

Cuando hay una desalineación, lo que ocurre es que no se produce el contacto correcto entre ruedas y pavimento. Esto supone un problema para la seguridad en la conducción. Además, las cubiertas se desgastan de forma irregular y, si no pones solución, podrían darse fallos mecánicos graves.

alineación de la dirección

¿Cómo puedes saber si la dirección de tu coche necesita alinearse?

Ahora que ya has visto la importancia que tiene el sistema de dirección en tu coche, te mostramos las señales más habituales que indican que es el momento de pasar por el taller y hacer algunos ajustes en los ejes.

• El primer síntoma lo notarás cuando conduzcas. Si las ruedas no están correctamente colocadas, el peso no se reparte de forma regular y el volante está rígido al girar. También podrás percatarte de que, si dejas el volante recto, tiende a irse hacia un lado. Si tienes dudas, busca una calle con poco tránsito y circula a velocidad media; si la dirección no está alineada vas a ver muy fácilmente que hay una cadencia. Revisa la presión de todas las ruedas y, si es correcta, pide una cita en tu taller más cercano.

• Otra señal de problemas en la dirección son los ruidos al mover el volante. Los chirridos y sonidos metálicos nunca son una buena señal. Pueden indicar que la rótula de dirección está estropeada o que los amortiguadores deben cambiarse.

• Por último, cuando los neumáticos no circulan paralelamente al suelo, la banda de rodadura no se desgasta de forma homogénea. Si todos tienen la presión correcta pero esta presenta un claro desgaste en una zona, será el momento de acudir al taller a revisar la dirección.

Como has podido ver, la alineación de la dirección es clave a la hora de disfrutar de una conducción segura. Si estás experimentando alguno de los síntomas que hemos descrito, no pospongas la visita a tu taller Confortauto más cercano para tener un diagnóstico preciso.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *