Consejos a la hora de mantener el coche parado un tiempo

Mantener el coche parado durante semanas o meses requiere algunas precauciones. Por distintas circunstancias —vacaciones, cambios de domicilio, inestabilidad laboral, etcétera—, muchos conductores se ven en la obligación de aparcar su vehículo durante un largo periodo de tiempo. Y esa acción hará que algunos componentes del automóvil se resientan si no se toman medidas al respecto. Desde Confortauto te desvelamos algunos consejos para evitarlo en la medida de lo posible.

Precauciones para el coche parado durante mucho tiempo

Los coches son máquinas diseñadas para estar en constante movimiento. Dejar el vehículo en el garaje o aparcado en un estacionamiento exterior durante semanas puede provocar daños en la batería o en los neumáticos. En cualquier caso, hemos recopilado una serie de precauciones para tu coche parado. ¿Qué hacer para que las piezas de tu vehículo resistan el paso del tiempo?

Cuidado con la batería

Es una de las piezas del coche que más sufre cuando este está quieto. La batería es un elemento fundamental, ya que aporta la energía necesaria para que el motor y los componentes electrónicos funcionen correctamente. Aunque el coche esté inutilizado, algunos de sus dispositivos eléctricos seguirán alimentándose de la batería, provocando así su descarga.

Para descartar un desgaste antes de tiempo, conviene desconectar el polo negativo de la batería. Sin embargo, si tu coche dispone de una tecnología avanzada es posible que esto no sea lo más adecuado; podrías acabar generando errores en el sistema eléctrico. Así pues, si tienes dudas lo más aconsejable es realizar una inspección con la ayuda de un mecánico profesional.

mantener coche parado

Los neumáticos

Para estar seguros durante la conducción, es crucial que los neumáticos estén en buen estado. Las gomas son, ante todo, una garantía para un viaje seguro, y unas ruedas en mal estado reducen el agarre y aumentan la probabilidad de derrape durante el frenado. Cuando unas gomas no se utilizan durante periodos largos, se deforman por la falta de presión. Además, el peso del vehículo hará que pierdan fuerza.

Por tanto, su conservación es importante. En este sentido, es recomendable aumentar la presión de los neumáticos cada dos o tres semanas. Mover el coche varias veces al mes ayudará a cambiar el punto de apoyo, lo que reducirá el desgaste de la goma. Aun así, es aconsejable acudir a alguno de los talleres de tu entorno para una verificación del estado de las ruedas cuando vuelvas a conducir.

Niveles de líquidos

El aceite del motor y el líquido anticongelante son componentes que se ven afectados por el paso del tiempo. Antes de dejar el vehículo estacionado durante una larga temporada, es fundamental revisar el nivel de estos líquidos. Muchos conductores han sufrido alguna avería tras arrancar su coche y descubrir demasiado tarde alguna carencia de fluidos.

El aceite del motor es un elemento que, debido a su importancia, conviene revisar frecuentemente. Si ha pasado mucho tiempo desde que pusiste en marcha el motor por última vez, resultará apropiado realizar una sustitución de su aceite; este suele perder sus propiedades independientemente de si cogiste el coche o no. Por otro lado, sería ideal echar un vistazo regularmente para comprobar el nivel del líquido refrigerante. Prevenir evitará sustos innecesarios.

Depósito lleno

Llevar el depósito de combustible al mínimo no es una práctica que beneficie a la salud de los vehículos. La bomba de gasolina, generalmente situada en la zona trasera, garantiza que los inyectores reciban el combustible, y estacionar el automóvil con el depósito vacío provocará la corrosión del tanque de combustible por acumulación de oxígeno. Intenta evitarlo.

Como has podido comprobar, el mantenimiento de los coches es importante incluso cuando no se utilizan, y mantener el coche parado afectará negativamente a sus componentes. Si tienes alguna pregunta, acude a tu taller Confortauto de confianza. Estaremos encantados de atenderte.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *