Consejos para conducir un coche automático en un puerto de montaña

Conducir un coche automático en un puerto de montaña no tiene por qué ser complicado. Simplemente, un coche sin cambio manual requiere de una conducción diferente, y más aún si se trata de conducir en tramos complejos. ¿Cuál es, entonces, la forma más eficaz de enfrentarse a un paso montañoso con ellos? En Confortauto te mostramos algunos tips para que puedas salir airoso de cualquier situación de este tipo.

Claves para conducir un coche automático por carreteras de montaña

Conducir de forma eficaz un vehículo de este tipo depende de varios factores: el modelo de vehículo, su peso, dimensiones y estado de la carretera variarán el estilo de conducción. Y es que un coche automático tiene importantes diferencias respecto a uno manual, de modo que es preciso saber cómo utilizarlo con seguridad.

Ascenso a un puerto de montaña

Aprender a subir con un vehículo automático puede parecerte complicado, pero la experiencia hará que cada vez te sea más fácil. Conocer el entorno y ser precavido te ayudará a tener un mayor control del automóvil. Lo primero que has de hacer es encontrar la marcha apropiada; generalmente, el motor tiene más potencia en marchas cortas. Intenta subir con ellas, sin obligar a que el automóvil suba automáticamente a otras más largas.

En segundo lugar, es fundamental cuidar de la transmisión. El sistema de transmisión permite que la potencia llegue a las ruedas motrices. Así pues, si por cualquier motivo tienes que efectuar una detención en mitad de la subida, mantén el pedal de freno presionado, coloca la transmisión en neutro y acciona el freno de mano. Después, suelta el pedal y sitúa la posición del cambio en «modo parking».

conducir coche automático puerto montaña

Mantener el pie izquierdo quieto

Para los conductores veteranos, cambiar a un coche automático implica realizar un «reset mental». Cuando se coge por primera vez un vehículo de estas características, muchos sienten la necesidad de embragar a fondo. Y al circular por zonas montañosas es normal que el pie izquierdo, el del embrague, tienda a moverse por instinto. Sin embargo, estos coches se conducen únicamente con el pie derecho.

Cambiar de hábitos, sobre todo cuando están muy afianzados, puede ser tarea complicada. Aun así, es importante que acostumbres a tu mente a no utilizar el pie izquierdo. Hacerlo puede dar lugar a confusión, aumentando las probabilidades de tener un accidente en situaciones de riesgo.

Descenso

Con los vehículos antiguos, descender un puerto de montaña no era tarea sencilla. Por ejemplo, era muy común aprovechar el freno motor durante pendientes pronunciadas con el objetivo era evitar que los frenos subieran de temperatura. Hoy en día, sin embargo, gracias a los avances tecnológicos los frenos son más resistentes. De esta manera no supone ningún problema tocar suavemente el pedal de freno durante un descenso. Además, con un coche automático solo tendrás que utilizar un pie.

Revisar y comprar neumáticos nuevos

Vigilar el desgaste de las gomas de tu coche es imprescindible para disfrutar de una conducción sin sobresaltos. Unas ruedas en mal estado reducen el agarre durante los ascensos y descensos. Piensa que cuando subes una cuesta sometes a las ruedas a un gran estrés; por eso, antes de salir de viaje es fundamental comprobar su presión y su estado. Si están muy desgastadas, es recomendable comprar unos neumáticos nuevos. Y preferiblemente, dado tu destino, de invierno.

Conducir un coche automático en un puerto de montaña es fácil si sigues estos consejos. El riesgo es mayor cuando las pendientes son más inclinadas, así que nunca debes bajar la guardia. Ante cualquier duda, acude a tu taller Confortauto más cercano. Nuestros profesionales estarán encantados de poder ayudarte.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *