El filtro de combustible: qué es y cuándo cambiarlo

Si quieres que tu coche dure como nuevo muchos años, no puedes dejar de prestar atención al filtro de combustible. Esta pieza mecánica, a menudo, se desatiende. No es tan llamativa como los elementos exteriores, ni tiene un rol protagonista en el funcionamiento del vehículo. Pero, sin su ayuda, ningún motor de combustión podría funcionar.

¿Qué es el filtro de combustible y cuáles son sus funciones?

Se trata de una pieza cilíndrica que, como su nombre indica, se encarga de filtrar el combustible. En el caso de los vehículos de gasolina, evita que las partículas suspendidas en el carburante lleguen al motor. En la mecánica de los coches diésel, por otro lado, su objetivo es filtrar la humedad, no dejar que pase al interior y evitar que se produzca corrosión en las piezas metálicas.

Con esta definición seguro que tienes claro que su objetivo es proteger al motor de las impurezas. Sin embargo, su trabajo tiene un alcance mayor. Algunas de esas tareas son las siguientes.

Mejora el rendimiento del motor y aumenta su vida útil

Un combustible limpio protege de obstrucciones y evita que se acumule suciedad en inyectores, cilindros, pistones y demás piezas. Como consecuencia, puede trabajar mejor y ofrecer un rendimiento entre un 2 y un 4 % superior. Con el paso del tiempo, además, un interior limpio sufrirá menos averías.

Reduce las emisiones

Cuando el filtro está obstruido, el equilibrio entre combustible y aire se altera. Como consecuencia, cuando estés conduciendo el motor quemará el carburante junto a otras sustancias, produciendo un incremento en la emisión de gases tóxicos.

Protege otros elementos del sistema de combustión

Como no deja pasar impurezas, previene el óxido, los sólidos y otros elementos contaminantes que se acumulan en la bomba de combustible y en los inyectores. Esto evita que, con el tiempo, dejen de funcionar.

El filtro de combustible qué es y cuándo cambiarlo

¿Qué mantenimiento y averías tiene el filtro de combustible?

Antes de tener que acudir a un taller en Alicante, Guadalajara, Ciudad Real o Salamanca, es necesario que comprendas la importancia de cambiar el filtro. En Confortauto te recomendamos hacerlo cada dos cambios de aceite. De lo contrario, podrías tener que enfrentarte a las siguientes averías y síntomas.

Un motor inestable al ralentí o a baja velocidad

Si el filtro está obstruido, el flujo del combustible no llegará de forma regular al motor. Cuando circulas a una velocidad más lenta, como envías menos cantidad al mismo, esta intermitencia será más notoria. Comenzarás a notarlo cuando tengas el coche a ralentí, pero a medida que la obstrucción empeore, lo sufrirás más a menudo.

Cuesta arrancar

Otro de los efectos visibles de un filtro obstruido es la dificultad para arrancar tu coche. Si tienes que hacer varios intentos hasta que, por fin, puedes poner tu vehículo en marcha, es aconsejable que tu siguiente parada sea en un taller. Si en lugar de un bloqueo parcial este es total, la gasolina o gasóleo no podrá llegar al motor, con lo que este no se encenderá.

El vehículo se para de repente

Si tu vehículo ya mostraba problemas para gestionar el combustible y de repente se para, es posible que la obstrucción haya pasado de parcial a total. Antes de que esto pase, notarás que a tu coche le cuesta más acelerar (por ejemplo, te cuesta adelantar) y que su potencia resulta irregular.

Ahora que conoces la importancia de tener un filtro de combustible en buen estado, es el momento de acercarte a uno de nuestros talleres y revisarlo. ¡Estaremos encantados de atenderte!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

avería bomba de agua

Síntomas de problemas en la bomba de agua del motor

La avería de la bomba de agua es uno de los problemas más habituales que pueden surgir ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *