Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un taller mecánico donde sepan ponerle solución. Solo un experto podrá cambiar esa pieza que se ha roto o reparar aquella otra que ha dejado de funcionar. Pese a que supone un inconveniente en nuestra rutina diaria, las averías en el coche son más frecuentes de lo que imaginas. Aquí te dejamos los ocho tipos de problema que más sufrirá un coche a lo largo de su vida útil.

1. La batería

Una de las grandes damnificadas en los coches. Por un despiste al dejarte las luces encendidas, la batería puede descargarse por completo e impedir que el coche arranque. Pero también puede producirse una oxidación de los bornes o que los cables se suelten a causa de la vibración del vehículo. Es importante saber identificar esta avería cuando se produzcan fallos eléctricos en el vehículo.

2. El catalizador

Este elemento se sitúa en el tubo de escape, y es el encargado de reducir las emisiones contaminantes del vehículo. Una avería frecuente es que la masilla o los tornillos que sirven para unir los diferentes tramos que lo componen se suelten. También podría romperse, por lo que el ruido es característico para detectar esta avería.

3. El cierre centralizado

La avería más básica relacionada con el cierre centralizado es que el mando se quede sin pila o se estropee por una caída. Sin embargo, cuando el coche ya tiene cierta antigüedad, puede ocurrir que el motor o la centralita que se encarga de activar este cierre falle. En ese caso te puede resultar complicado abrir tu vehículo de la manera habitual.

4. El circuito de refrigeración

Este circuito funciona con un líquido refrigerante que posibilita el enfriamiento del agua del coche. Si hay alguna fuga, el líquido se va a escapar dejando el circuito totalmente seco. Si la temperatura del motor aumenta mucho al circular y detectas algún charco bajo el coche, se trata de esta avería.

averías coche

5. La correa de distribución

Este elemento es el encargado de sincronizar el trabajo que hacen las válvulas y los pistones para permitir que el coche circule. La rotura de la correa, un destensado o que presente fisuras y cuarteamiento en la superficie son los principales motivos de este fallo. Lo notarás fácilmente, cuando el motor se detenga y haga un intenso ruido.

6. La bomba de combustible

Como su propio nombre indica, esta parte de la mecánica del vehículo se encarga de bombear el combustible desde el depósito hasta los inyectores. De no ser así, el coche no podrá circular, por lo que el motor empezará a fallar antes de pararse por completo.

7. Los airbags

Esta avería puede estar relacionada con la batería. Y es que cuando el coche se queda sin electricidad, puede ocurrir un fallo en el estado de los airbags. La forma de identificarlo es a través del testigo luminoso del cuadro. Si está encendido permanentemente, puedes acudir a un taller barato pero de confianza, como los nuestros, para que revisen el estado de este elemento básico para tu seguridad.

8. El freno de mano

Esta avería tiene lugar con el paso de los años ya que el freno de mano se va destensando a causa del uso. La forma más fácil de identificarlo es cuando usas el freno de mano, pues debes tirar demasiado de él. Algo que ocurre porque tiene un recorrido excesivo. Para evitarlo, es importante no forzarlo cuando está en buen estado.

Estas son solo algunas de las averías más frecuentes que pueden ocurrir en un coche. Es importante saber detectarlas a tiempo para poder acudir a tu taller más cercano. En Confortauto contamos con especialistas de gran profesionalidad que te ayudarán en todo lo que necesites.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

elementos coches

7 elementos de los coches que están en vías de desaparecer

Los coches han sufrido cambios importantes en las últimas décadas… Y muchos de ellos no podríamos ni ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *