Recomendaciones de seguridad en gasolineras: lo que no hay que hacer

Cualquier conductor de vehículo pasa regularmente por una gasolinera para repostar su coche, ya sea diésel o gasolina. Aunque muchas tienen un servicio de personal que atiende el repostaje, otras funcionan como autoservicio e, incluso, cada vez hay más que son de autopago. Sin embargo, todas ellas se rigen por unas normas de seguridad incluidas en el Reglamento General de Circulación.

La próxima vez que acudas a una gasolinera, fíjate en los numerosos carteles que te indican que allí hay elementos inflamables y en las precauciones que deben tomar los usuarios al respecto. De todos modos, te recordamos las recomendaciones principales.

Normas de seguridad básicas en una gasolinera

La seguridad en gasolineras es algo que no siempre respetamos tal como deberíamos. Bien por desconocimiento o por infravalorar los peligros, muchos conductores incumplen algunas de estas normas cuando van a repostar.

1. No uses el teléfono móvil

En cualquier gasolinera verás un cartel que te indica que está prohibido el uso del móvil en las instalaciones. Esto se debe principalmente a las distracciones que puede causar, y no tanto a la posibilidad de crear una chispa durante el respostaje. Aunque emana algo de calor, este es mínimo; lo más importante es que te distraiga y acabes, por ejemplo, eligiendo un combustible que no sea apto para tu coche.

2. No dejes el motor encendido

Debes saber que la electricidad y los elementos inflamables que hay en una gasolinera no se llevan bien. Si el motor está encendido, se van a emitir gases a través del tubo de escape, y estos son muy inflamables. Una pequeña chispa bastaría para provocar un incendio o cualquier tipo de accidente.

3. No fumes

Otro de los carteles habituales en cualquier gasolinera es aquel que indica que está prohibido fumar. El motivo está relacionado con el punto anterior, y es que en unas instalaciones con elementos inflamables es muy peligroso que haya fuego. Siempre va a haber vertidos de gasolina en el suelo, y una chispa o colilla que se caiga encendida puede ser el comienzo de un incendio.

seguridad gasolinera

4. No te equivoques con el combustible

Es fundamental que siempre elijas el mismo tipo de combustible para tu vehículo, ya que el motor sufrirá si hay un cambio brusco. Esto es así en el caso de los diferentes tipos de gasolina… Pero el problema real surge si el error implica cambiar diésel por gasolina o viceversa. En ese caso es importante no encender el motor y proceder al vaciado. Evita que el combustible erróneo se extienda por el circuito.

5. No llenes el depósito a rebosar

Quizá esta es la única recomendación que no está tan asentada en la mente de los conductores, ya que el resto suelen ser comunes o estar indicadas en la propia gasolinera. El motivo por el que no es recomendable llenar el depósito hasta que rebose es porque se puede producir un derrame de combustible que acabe provocando un accidente.

6. No esperes a tener el depósito vacío

Además de que es una temeridad que te puede provocar quedarte parado en medio de cualquier carretera, esperar a que el depósito esté vacío para ir a repostar tiene contraindicaciones. Los expertos aseguran que es más fácil que explote un depósito vacío debido a los gases de su interior. Por este motivo, lo ideal es repostar cuando el depósito esté mediado.

Estas son algunas de las recomendaciones a la hora de repostar. Medidas de seguridad fáciles de cumplir y que pueden evitar un accidente de gran magnitud. Si notas que tu coche tiene algún fallo tras haber repostado o al circular, no dudes en acudir a tu taller más cercano de la red Confortauto.

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

averías

Las 8 averías más comunes en los coches

Cuando se producen un fallo en el funcionamiento de nuestro vehículo, es necesario recurrir a un ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *