Guía para preparar tu coche para un viaje

Salir de viaje es siempre una experiencia positiva. Te ayuda a desconectar de la rutina y a conocer nuevos lugares. Pero, si has decidido usar tu automóvil, es importante que tengas en cuenta la seguridad y la comodidad del automóvil. Siguiendo estos consejos para preparar el coche para un viaje conseguirás que tu escapada sea mucho más satisfactoria.

No está de más que visites el taller más cercano

Hacer una puesta a punto en el taller más cercano es la mejor forma de asegurarte de que tu vehículo está en óptimas condiciones para viajar. Esta pequeña revisión estará lista en unas horas, y en ella se supervisarán los puntos más críticos, como los niveles de aceite o el estado de los neumáticos. Si todo ello sirve para garantizarte un viaje seguro y libre de sobresaltos, ¡bien vale la pena!

Así debes preparar tu coche para un viaje

A continuación te presentamos una lista de mínimos imprescindibles para asegurarte de que tu vehículo no dará problemas durante el trayecto hacia tu destino de descanso. ¡Buen viaje!

Examina la documentación y el equipamiento para emergencias

Muchas veces revisamos lo más inverosímil en nuestro coche y nos olvidamos de lo esencial. No llevar los papeles del vehículo puede suponer un problema si te para la Guardia Civil; de igual forma, no llevar el chaleco reflectante puede ponerte en riesgo si tu coche se queda parado en la carretera y tienes que salir del mismo.

Por eso, convierte en una de tus prioridades asegurarte de que llevas todo lo que puedes necesitar en caso de emergencia. Confirma que los papeles están en la guantera; especialmente el permiso de circulación y la documentación del seguro. Comprueba también que llevas encima el carné de conducir. Debes portar además el documento que certifique que tienes la ITV en vigor y pegar en la luna delantera la pegatina que acredita que el vehículo ha pasado la inspección.

Asegúrate de que dentro del habitáculo del coche está el chaleco reflectante (recuerda que es obligatorio) y de que los triángulos de emergencia homologados están en el maletero. No llevar estos elementos pone en riesgo tu seguridad y, además, puede ser motivo de multa.

agua del limpia parabrisas

Asegúrate de que hay agua para el limpiaparabrisas

Aunque no llueva, es posible que durante tu viaje tengas que recurrir al limpiaparabrisas para deshacerte del polvo o de los mosquitos que impactan contra la luna delantera. Para evitar que funcionen en seco, asegúrate de que el depósito tiene agua suficiente.

Comprueba el estado de las luces

No es nada raro que una bombilla del coche se funda. Antes de salir de viaje comprueba que todas iluminan correctamente y, si no es así, cámbialas. Si te resulta difícil hacerlo, puedes pasar por el taller más cercano para que te hagan el cambio.

Comprueba el sistema de climatización

Si vas a viajar con temperaturas extremas, un fallo en la climatización puede hacer de tu trayecto un auténtico infierno. Comprueba que funciona la calefacción si vas a viajar en invierno, y que cuentas con aire acondicionado si lo vas a hacer en verano. Recuerda que una temperatura óptima hará que sientas menos fatiga al volante.

Revisa los neumáticos para preparar el coche

Son esenciales en la seguridad y, con frecuencia, los grandes olvidados. Revisa tanto la presión como su exterior; asegúrate de que su dibujo tiene la profundidad suficiente como para ofrecer un buen agarre. El mínimo es de 1,6 mm; si están demasiado desgastados es hora de pasar por Confortauto y haz un cambio de neumáticos.

Por otro lado, si tienen poca presión puedes darles aire en la gasolinera. Lo usual es encontrar en la puerta del coche los niveles de presión más aconsejados para sus neumáticos.

Repasa los puntos clave con tu mecánico de confianza

Hay algunos elementos de nuestro coche que es importante revisar, pero hacerlo tú mismo suele ser complicado si no tienes conocimientos técnicos. Esto es lo que hace tan importante pasar por el taller para hacer una puesta a punto, especialmente si vas a realizar un viaje largo. Ten en cuenta que este tipo de revisiones tienen bastante demanda, sobre todo en temporada alta, así que conviene que pidas cita con antelación.

El mecánico revisará los niveles de aceite, líquidos de frenos, dirección y refrigeración, discos y las pastillas de freno, y neumáticos. Recuerda que un mal mantenimiento puede ser el responsable de un accidente, y eso es algo que debemos evitar a toda costa.

Tanto el exceso de frío como de calor pueden hacer que un mal mantenimiento acabe derivando en averías mecánicas que pueden llegar a ser graves. Sin embargo, si decides preparar adecuadamente el coche para un viaje, el trayecto será mucho más placentero.

En Confortauto queremos ser tus mecánicos de confianza. Si vas a preparar el coche para un viaje largo, visítanos en nuestro taller en Málaga o en el más cercano a tu domicilio. ¡Dejaremos tu vehículo como nuevo!

[optin-cat id=3826]

Te puede interesar...

seguridad

Recomendaciones de seguridad en gasolineras: lo que no hay que hacer

Cualquier conductor de vehículo pasa regularmente por una gasolinera para repostar su coche, ya sea ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *